buscar

6 tipos de escalabilidad en los servicios cloud

6 tipos de escalabilidad en los servicios cloud

  • 570

Con la aparición del Cloud computing, la escalabilidad de los servicios en la nube se ha visto incrementada día a día.

De allí que la apuesta empresarial a nivel global por soluciones cloud es un factor primordial en la aceleración de la transformación digital de esta nueva era.

Por eso, Gartner pronostica que:

El gasto global en servicios de nube pública por parte de usuarios finales puede alcanzar los $480 mil millones en el 2022.

Esta cifra representa un incremento del 17% comparado con 2021 y un 35% mayor con el 2020. De allí que una gran porción de empresas se ha dedicado a crear iniciativas en la digitalización de los negocios en la nube.

El esfuerzo de modernizar procesos bajo una estructura más confiable, aplicando modelos únicos o híbridos a las empresas, les está permitiendo abordar las nuevas realidades del mercado.

Esto conlleva a la creación de servicios cloud más robustos, sustentables y expandibles,  añadiéndolos o eliminándolos como parte del proceso de escalabilidad que a continuación te explicamos.

Pero antes debes saber diferenciar algunos conceptos y sus componentes para que comprendas mejor el impacto de este proceso.

Tipos de Cloud Computing

Según RedHat, la computación en la nube es la unión de infraestructura y software que se pone a disposición para que los usuarios puedan alojar datos o aplicaciones en espacios virtuales en internet y que les permita gestionarlos.

Existen tres tipos de soluciones cloud disponibles que permiten el flujo de información a través de internet desde y hacia los usuarios finales.

IaaS o Infraestructura como Servicio

Representa los componentes o hardware que pueden ser arrendados como parte del servicio cloud. Los cuales están representados por:

  • Servidores
  • La red
  • Virtualización
  • Almacenamiento de datos

El usuario alquila estos componentes y accede a los mismos a través de una API para gestionar el uso de la información.

Este es el modelo más tradicional de los servicios cloud y uno de los más utilizados porque facilita el ahorro en Capex dejando a la empresa la decisión del tipo de aplicaciones y software a utilizar.

PaaS o Plataforma como Servicio

Está conformado por el almacenamiento de datos centralizados, las redes y servidores virtuales relacionados con el IaaS.

Esto incluye los programas y herramientas que son utilizados para crear aplicaciones personalizadas.

En PaaS, el proveedor cloud ofrece y gestiona el hardware y software de la plataforma, pero es el usuario final quien gestiona las aplicaciones y los datos.

En este caso se ofrece a los usuarios un servicio DevOps para desarrollo y gestión  de aplicaciones sin la necesidad de diseñar y mantener una infraestructura adicional.

Tal vez te interese leer – DevSecOps: Enfoque seguro en el desarrollo de aplicaciones

SaaS o Software como Servicio

En este caso, el proveedor entrega toda la solución tecnológica de aplicaciones e infraestructura como un servicio cloud completo.

Esta solución distribuye las aplicaciones web o móviles a través de las cuales los usuarios van a acceder a los programas e información de la empresa.

Con el SaaS, la empresa no necesita instalar localmente una aplicación en la computadora de cada usuario.

Tal vez te interese leer – SASE: enfoque seguro para las nuevas infraestructuras empresariales

Tipo de escalabilidad cloud

Para que los servicios cloud puedan brindar la continuidad y calidad de los mismos, es importante que se cuente con la flexibilidad y escalabilidad necesaria para aprovechar esas ventajas.

El portal Ilimit define la escalabilidad como la capacidad de adaptación que posee el hardware y software del proveedor de servicios cloud ante el crecimiento de las necesidades de rendimiento y almacenamiento.

Esta escalabilidad se puede clasificar en 6 tipos de la siguiente forma:

1. Elasticidad de la nube

Es la eficiencia con que el proveedor de servicios en la nube puede agregar o eliminar recursos sin afectar al usuario final.

Si el cliente puede acceder de forma automática a sus datos y aplicaciones, entonces, se está aplicando este tipo de escalabilidad con éxito.

2. Escalado vertical

Está relacionado cuando se agrega o actualiza un solo recurso, por ejemplo, instalar más almacenamiento de datos en un servidor.

Este tipo de escalabilidad se conoce también como “escalado ascendente”, y para aplicarlo, el servidor debe estar apagado.

3. Escalado horizontal

En este caso, cuando se requiere incrementar un recurso, ya sea memoria o almacenamiento, se construye un sistema de componentes adicionales para sustentar la redundancia y poder vincularlo con los otros servidores.

De esta forma se logra un impacto mínimo en los servicios disponibles, y se puede agregar recursos de hardware adicionales a la solución cloud sin limitar la capacidad física de un solo servidor.

4. Escalado diagonal

Esta alternativa combina el escalado horizontal y vertical simultáneamente, permitiendo explotar el crecimiento del servicio cloud en un servidor a su máxima capacidad.

Una vez estandarizado este proceso, se procede a clonar dicha infraestructura del servidor, permitiendo incrementar la disponibilidad de los servicios y la redundancia.

5. Auto – escala

Está asociado a la capacidad de la propia empresa de gestionar automáticamente los tipos de escalabilidad.

Esta alternativa permite un rendimiento constante e independiente de la demanda de recursos, y da más autonomía a la empresa en el uso de los recursos.

6. Máquinas virtuales

Es una solución muy práctica y accesible porque permite escalar los servicios cloud bidireccionalmente ya que los recursos se pueden agregar a la VMs fácilmente.

La empresa puede instalar máquinas virtuales en diferentes servidores donde se tengan más recursos disponibles compartidos para el uso aplicaciones o datos.

Tal vez te interese leer – 4 Maneras de cómo una IA puede reducir una amenaza en la red

Conclusiones

Si tu empresa está experimentado un crecimiento satisfactorio en el negocio, debes considerar inmediatamente el uso de soluciones cloud especializadas para seguir escalando tanto en mercado como en servicios disponibles.

También es posible que logres incentivar mucho más el crecimiento de tu negocio si tomas en serio esta transformación digital que no excluye a ningún sector del mercado.

No es tarde para tomar la iniciativa, y en Optical Networks te acompañamos para brindarte la asesoría necesaria para explotar al máximo las capacidades de tu empresa.

Forma parte de la escalabilidad de los servicios cloud que tu negocio necesita de mano de expertos en tecnología.

¿No sabes cuál servicio escoger? ¡Contáctanos aquí para asesorarte!






ÚLTIMAS ENTRADAS

MÁS POPULARES