daños de un ataque DDoS

Ataques DDoS: ¿Cómo pueden arruinar las operaciones de tu empresa?

Un estudio realizado por Akamai Technologies, Inc. revela que los ataques volumétricos (DDoS) en 2018 generaron pérdida de $903,830. 

Esta amenaza registró pérdidas no solo económicas, sino de información, baja en la productividad, daño a la propiedad, multas por el incumplimiento de normas, entre otros. El DDoS es mucho más peligroso al grado en que las cifras económicas solo representan una parte de sus repercusiones.

¿Que daños puede realizar un ataque DDoS?

Daño de reputación

Entendamos que un ataque volumétrico busca la caída temporal de los servicios de una empresa, de esta forma se pueden perder datos de los clientes y comprobantes de transacciones que pueden dañar severamente la confianza de clientes e inversores. 

Un informe de Kaspersky Lab basado en una encuesta de 5.000 empresas determinó que el 37% de las organizaciones habían sufrido daños a su reputación debido a un ataque DDoS. 

De estas organizaciones afectadas 57% había perdido datos comerciales o acceso a información crítica del negocio como resultado de un ataque, y el 42% vio afectada su capacidad para comerciar.

Pérdidas de ingresos

Las organizaciones, incluso las no financieras, generan ingresos de manera recurrente en cada hora de actividad, una interrupción a las operaciones generará pérdidas económicas por horas y en el caso de las empresas más grandes generar pérdidas de millones. 

Un estudio publicado por Neustar Research reveló que las empresas podrían perder $ 100,000 si un ataque volumétrico se realiza durante horas pico de sus operaciones. 

Disminución de la productividad para los usuarios finales.

Las empresas de servicios tecnológicos como Software as a Service o Infraestructure As a Service son los que más sufren pérdidas debido a no poder brindar beneficios o funcionalidades al usuario final. 

Lo mismo con las aplicaciones en general, Telegram, la aplicación de mensajería instantánea, sufrió un DDoS de parte del gobierno chino en 2019, siendo los más afectados los ciudadanos de Hong Kong. 

Disminución de la productividad del personal de TI

El personal de TI de una organización puede realizar esfuerzos continuos para prevenir y detectar DDoS, sin embargo, al suceder un ataque volumétrico los responsables del área técnica deben dedicar muchas horas y recursos a recuperar información, realizar análisis, refuerzos y coordinaciones con otras áreas que demandan la restauración de archivos o una respuesta a sus clientes afectados. 

Todo este trabajo interrumpe las acciones de su área de TI tanto para la prevención de otro tipo de amenazas como la posibilidad de realizar mejoras en aspecto tecnológico de la organización, siendo una forma indirecta de pérdida ocasionada por un ataque DDoS. 

Daño a la propiedad, planta y equipo.

Al ser un DDoS una serie repetida de peticiones imposibles a un servidor, saturar nuestra red, independientemente del tipo de solicitud puede dañarla de forma severa, así como las consecuencias del mismo puede generar daños y mala imagen en una área de la empresa 

Infracciones regulatorias o de cumplimiento

El sector más afectado por este tipo de pérdidas es el sector financiero, ya que por norma las instituciones financieras deben contar con una alta disponibilidad y seguridad en sus actividades. 

Robo de activos de información

En ocasiones el DDoS es solo una distracción, lo habitual de un ataque volumétrico es interrumpir operaciones, volver inaccesible el sitio web y los equipos de seguridad. 

De esta forma un atacante se asegura que la red objetivo sea accesible para entrar y plantar malware o un virus, preparando el escenario para el robo de datos, el desvío de fondos o cualquier otra actividad nociva.

Ataque DDoS ¿Evitar, Proteger o Mitigar?

Detectar un ataque DDoS puede ser una labor complicada si no se cuenta con las herramientas necesarias. De esta forma evitar un ataque volumétrico puede ser sumamente complicado por parte de su personal de TI.

Tomando en consideración lo perjudicial que es un ataque de este tipo ¿Qué es más recomendable para las empresas? Evitar vulnerabilidades a toda costa, protegerse con soluciones específicas o estar listos para cuando, inevitablemente experimentan un ataque volumétrico, la solución es más sencilla de lo que crees. 

¿Cómo mitigar DDoS?

La mitigación puede resumirse como un conjunto de técnicas para distribuir el tráfico ante este tipo de ataques y así no lograr una saturación de red, de esta forma los ataques volumétricos serán manejables y no representarán una interrupción en el servicio.

DDoS ¿cómo protegerse?

Optical Networks cuenta con una protección anti DDoS capaz de frenar los ataques volumétricos y evitar que su organización se vea afecta de una de las tantas formas vistas en este artículo. 

Conclusiones

Los DDoS son actualmente una amenaza a la que toda gran organización se puede enfrentar en cualquier momento, es por este motivo que no debe esperar a registrar grandes pérdidas y penalizaciones por este tipo de ataque informático, proteja su organización desde ahora con una empresa especializada en ciberseguridad

Send this to a friend